La Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia y el Museo Nacional de Arte, con apoyo de la Cooperación Española, abren las puertas del Monumento Nacional La Villa de París para impulsar el arte y la cultura del país. Esta obra, construida en 1768, sintetiza parte del legado colonial y republicano del patrimonio cultural del país.

La Villa de París sintetiza el estilo barroco mestizo del siglo XVII y la fachada republicana y se encuentra contiguo al Museo Nacional de Arte, su restauración se centró en sus componentes patrimoniales por especialistas bolivianos, con un conjunto de intervenciones que garantizan su conservación y recuperación, contribuyendo a la reconstrucción y preservación del centro histórico de la ciudad de La Paz.

La adquisición de la Villa de París y el conjunto de intervenciones realizadas garantizan su conservación contribuyendo a la reconstrucción y preservación del centro histórico de la ciudad de La Paz.

En una primera fase (2011-2014) el Museo Nacional de Arte de Bolivia, la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) suscribieron un acuerdo con el objetivo de restaurar y refuncionalizar “La Villa de Paris”. En la primera fase se consolidaron elementos que se encontraban en alto estado de degradación y que perjudicaban la estructura del edificio como la intervención del tejado y la consolidación del patio así como estudios de las pinturas murales encontradas en la Villa.

Para esta segunda fase, la restauración, a cargo de especialistas bolivianos, se centró en la intervención de la fachada en la calle Comercio así como de dos salas situadas una a nivel de calle y otra en el primer piso que funcionarán como salas de exposición. La contribución de la Agencia española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en estas dos fases ha sido de 280 000 euros.

La Villa de París permitirá ampliar y mejorar la infraestructura y equipamiento del Museo Nacional de Arte, según las exigencias actuales en el campo de la museología y museografía, para mejorar el funcionamiento del repositorio y el servicio a la comunidad, de acuerdo a las exigencias de la demanda y consumo cultural de la actual sociedad. A la vez, esta intervención plantea una nueva mirada a la historia del arte boliviano, en un ámbito de inclusión y diálogo intercultural.

La Paz, enero de 2018

Fuente: http://www.aecid.bo